Cómo convertir su bar en un negocio de éxito

Es fácil decir que quieres abrir un bar. Ofrecer un momento de respiro a los clientes, darles un empujón con un buen café por la mañana, acompañar el final de un día pesado con un aperitivo, es un estímulo seductor y una aspiración atractiva que puede dar mil satisfacciones. La buena voluntad y el ingenio son esenciales en este campo, pero no son suficientes para que su negocio tenga éxito.

¿Qué hay realmente detrás de este fascinante y complejo mundo, hecho de ritmos pausados, pasión y deseo de innovar?

Tener un bar donde los clientes se sientan bienvenidos y satisfechos no es poca cosa. Hay muchos componentes que se unen para ofrecer el servicio perfecto, que satisface al cliente y le anima a volver cada vez que tiene la oportunidad. Los camareros deben encarnar una mezcla de características organizativas y humanas y ofrecerlas a la clientela junto con los productos que se piden.

Las reglas del barman perfecto, todo lo que necesitas saber para aumentar y retener los clientes

Muy a menudo, si un negocio no despega, se culpa a factores externos: la ubicación, el vecindario, los nuevos hábitos de consumo. En cambio, sepa que gran parte del éxito de su bar depende de usted y de sus actitudes personales. Sería imposible enumerar todas las características que contribuyen a convertirse en el barman ideal. Cada pequeño detalle es importante. Sin embargo, hay algunas prerrogativas esenciales que deben respetarse para atraer nuevos clientes, retener a los habituales y, por qué no, incluso relanzar su bar.

No te pierdas:  Pequeñas cosas que pueden ser muy importantes

¿Cómo puedes hacer esto? Aquí hay algunos consejos a seguir al pie de la letra para mejorar su trabajo y aumentar la satisfacción del cliente.

Sirve al cliente como si fuera tu amigo.

La regla número uno para un barman es nunca ser superficial al servir a un cliente. Ofrecer un servicio pobre se refleja mal en usted y en la reputación de su bar, además de llevar a innumerables molestias y pérdidas de tiempo. Sin embargo, ser preciso y puntual con el cliente facilita la tarea y hace que sea más rápido satisfacer las peticiones de todos.

Recuerda, además, que los que suelen venir a tu bar te consideran una persona cercana a ellos. Anticiparse a las elecciones del cliente, señalando que ya conoces el pedido que suele hacer, por ejemplo, añadirá una estrella a la estima que te tienen y a la lealtad a tu bar.

Crear un ambiente de relajación

¿Has conocido alguna vez a un cliente que quiera estresarse incluso en el bar? Aunque sea por unos minutos y con prisa, la gente que va a un bar decide hacer un descanso relajante. La principal tarea del barman es asegurarse de que el bar es el lugar que ellos quieren que sea. Por esta razón, el ambiente debe ser confortable y limpio, de acuerdo con los gustos del propietario, pero sin descuidar nunca las necesidades y comodidades de los clientes.

Todo en su lugar

Las manos detrás del mostrador están fluyendo rápidamente. El barman tiene que hacer malabares con vasos, copas, botellas, equipo y varios ingredientes y quizás al mismo tiempo sonreír y charlar con el cliente que está cuidando. Por lo tanto, es esencial que todo esté en su lugar y la estación esté limpia y ordenada desde el comienzo del servicio hasta el momento en que se cierren las persianas del bar.

No te pierdas:  Cómo se sirven los refrescos

Preparar el paladar del cliente con la vista

El bar es un menú al aire libre. El barman que muestra lo más posible la preparación del producto que tiene que servir a un cliente, despierta la curiosidad de los demás que están mirando. Por lo tanto, es útil que el mostrador sea espacioso y tenga una superficie de suelo despejada que el camarero utilice al menos para terminar de preparar la bebida o el plato a la luz del sol.

La transparencia es un componente fundamental para tranquilizar incluso al cliente más aprensivo, así como para satisfacer la curiosidad. También es esencial que la vitrina de dulces y aperitivos esté siempre limpia, organizada y bien surtida.

Si no puede dividirse en tres, no deje que su clientela se corte por la mitad.

Cuanto más crece su negocio, más siente la necesidad de formar un equipo sinérgico y eficiente. Para ofrecer un buen servicio al cliente todo tiene que funcionar lo mejor posible. La fracción de tiempo de unos pocos minutos que debe transcurrir en la toma del pedido desde la llegada del cliente, la particularidad de lo que se ofrece, la capacidad de no prolongar demasiado el tiempo de espera del servicio, son prerrogativas que sólo pueden lograrse si dentro del personal cada uno tiene su propia tarea y la realiza con precisión y profesionalidad.

Antes de empezar el servicio, deténgase diez minutos con su personal para coordinar cada pequeño detalle.

Nunca dejes de aprender

El mundo del bar está en constante evolución. Desde las bebidas hasta los estilos de servicio y las tendencias de diseño de los bares, todo se actualiza constantemente y no puedes permitirte quedarte atrás. Es esencial mantenerse al día, mediante el desarrollo personal, pero también mediante cursos de capacitación.

No te pierdas:  ¿Sabes qué es lo que realmente no les gusta a los invitados?

También se debe prestar especial atención al conocimiento del producto. La curiosidad del cliente a menudo supera nuestras expectativas cuando se trata de aprender más acerca de los ingredientes contenidos en un cóctel o batido, así como sus necesidades debido a las elecciones de la dieta o las tolerancias y alergias particulares. Si te preguntan sobre lo que estás sirviendo, nunca dejes que el cliente salga de tu bar sin darle una respuesta adecuada.

¿Qué te ha parecido?

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

De momento no hay votos 😕

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¡Compártelo!