Concursos culinarios: ¿por qué vale la pena participar en ellos?

La Polish Culinary Cup y el Bocuse d’Or son, con mucho, las competiciones más prestigiosas y, al mismo tiempo, las más publicitadas para la industria de la restauración en España. La mera participación en ellos es un gran honor, y la victoria suele ser garantía de mejores perspectivas profesionales. Para calificar, hay que pasar por una serie de eliminaciones, demostrando un conocimiento culinario tan amplio, así como determinación, puntualidad, capacidad para trabajar bajo presión de tiempo, conocimiento de las últimas técnicas y creatividad. Es una buena práctica verificar las capacidades propias en otras competiciones, regionales o temáticas. ¿Pero todos pueden participar en ellos? ¿Y por qué merece la pena enfrentarse a otros en una competición culinaria?

Concursos culinarios regionales, escolares y temáticos

Los medios relacionados con la restauración te invitan constantemente a eventos relacionados con los concursos culinarios posteriores. Tienen un alcance diversificado y están dirigidos a muchas categorías de chefs. Puedes participar en un concurso interno y competir con tus compañeros ya en la etapa de tu formación en una escuela gastronómica. Es un buen entrenamiento para utilizar el estrés, conocerte a ti mismo y tus habilidades. Sin duda, estas características serán útiles en el futuro. Más adelante en sus carreras, los chefs son invitados a concursos regionales o temáticos, a menudo relacionados con un determinado producto. ¿Vale la pena participar en ellos? Sí, si un chef está pensando en su desarrollo profesional, quiere conocer a otros y también promocionar su nombre. El restaurante donde trabaja debería apoyarlo en esto. La participación del propio cocinero, pero sobre todo, subirse al podio es un prestigio para el restaurante. Su nombre aparecerá en la prensa y será más reconocible en el mapa culinario de España.

Concursos gastronómicos de prestigio

Uno de los concursos culinarios más prestigiosos del mundo es Bocuse d`Or. Inaugurado en 1987 por un maestro de gran talento, el chef Paul Bocuse, se ha convertido en sinónimo de la más alta calidad. Durante las preliminares, los participantes presentan las últimas tendencias en arte culinario a nivel mundial, y en su trabajo, técnica, creatividad, gusto y textura cuentan. Los españoles también están capacitados para participar en la lucha, lo que demuestra el alto nivel de la gastronomía nacional. La Polish Culinary Cup, la competición para la que se llevan a cabo nominaciones durante todo el año en varias partes del país, no es menos emocionante. Para competir por la copa, debe ganar una de estas competencias (a partir de 2018):

  • Rally culinario de campeones

  • Festival Culinario Nacional de Bory Dolnośląskie «Ale Pasztet»

  • Concurso «L’art de la cuisine Martell»

  • Campeonato de España de Alimentación y Caviar de Esturión

  • Chef del año Wielkopolska. Competencia R. Jelewski

  • Galicyjskie sabe ayer, hoy y mañana

  • Festival de la cocina de la corte

  • Campeonato polaco de cordero al servicio

  • Concurso Culinario Nacional «Cocina polaca ayer y hoy»

No te pierdas:  Promociones en restaurantes

Como es fácil de adivinar, una persona que recibe el título de «Lo mejor de lo mejor» puede esperar consecuencias satisfactorias. Uno de los premios es una pasantía en el extranjero en un restaurante valorado y cuidadosamente seleccionado. El galardonado también tiene la oportunidad de entablar conversaciones con los mejores chefs de España, invitaciones a eventos interesantes de la industria y lucrativas ofertas de trabajo. Por tanto, es satisfacción, prestigio y un camino abierto al desarrollo profesional.

¿Por qué vale la pena participar en concursos culinarios?

Hay muchas razones y decidimos analizar algunas de las más importantes, que pueden ayudar a los cocineros indecisos a tomar la decisión correcta, profesional, pero también personal.

Promoción chef y restaurante

Para entender cuál es la promoción del nombre del chef, participando en el concurso, y el nombre del lugar donde trabaja, es necesario seguir todo el proceso. Primero, el organizador lleva a cabo la ronda de clasificación inicial (tiene etapas y requisitos muy diferentes) y anuncia la lista de personas calificadas en su sitio web y en Facebook, a menudo con el nombre y apellido del restaurante marcado. Incluso entonces, el candidato deja de ser anónimo. Eso no es todo, porque los organizadores siempre editan y envían a los medios de comunicación de la industria comunicados de prensa con una invitación al evento y nuevamente con una lista de participantes. La mayoría de los sitios web que escriben sobre gastronomía publican estos materiales, lo que significa que al mismo tiempo en muchos lugares aparece el nombre del cocinero junto con el nombre del restaurante y, a menudo, su ubicación. Durante la competencia, muchas personas y empresas informan sobre la competencia en las redes sociales. Este es, por supuesto, el organizador, pero también los socios invitados (medios de comunicación, fabricantes de equipos y alimentos), otros chefs, miembros del jurado y los portales gastronómicos antes mencionados. Independientemente del resultado final, el nombre del cocinero inicial y el nombre del restaurante se mencionarán varias veces, y el rastro permanecerá para siempre en la memoria de Internet. Esto, a su vez, aumenta las posibilidades de un mejor posicionamiento y búsqueda en la web.

No te pierdas:  ¿Cómo controlo mi restaurante?

Lea también: ¿cómo encontrar un chef?

Motivación para mejorar el taller

Cada competición tiene su propio reglamento, que especifica en detalle los requisitos para la tarea a realizar. Como regla general, los participantes saben qué preparar y qué producto deben utilizar. También se conoce el tiempo para completar la tarea. Qué significa eso? Que cada cocinero se prepare para la competencia con anticipación, generalmente en el restaurante donde trabaja. Si el jefe comprende lo importante que es este proyecto también para él, el cocinero podrá utilizar los recursos del local para prepararse bien para el comienzo. Y de hecho, cada intento es una mejora de su taller, porque el cocinero verifica diversas técnicas de preparación y elaboración, trabajando a tiempo y tratando de realizar metódicamente actividad tras actividad. Todo será importante aquí: creatividad, gusto, disposición en el plato, técnica de producción, limpieza del stand, e incluso la presentación oral del plato de la competencia. Al participar en la competición, todo el mundo quiere dar lo mejor de sí, lo que significa que estás motivado para seguir esforzándote por alcanzar la perfección.

Lea también: ¿Qué errores puede cometer el personal del restaurante?

Oportunidad de conocer a otros jefes

El mundo de la gastronomía se divide informalmente en chefs de televisión, restaurante y competición. Una de las pocas ocasiones en las que todos se reúnen en un mismo lugar son los concursos culinarios. Muy a menudo, el organizador es uno o todo un grupo de chefs reconocidos, y realmente aparecen en el jurado. Los concursos culinarios también son visitados por reconocidos chefs que, con su presencia, elevan el prestigio del evento, o hacen el papel de expertos o incluso de anfitriones. Tales circunstancias son una gran oportunidad para que los chefs se reúnan con colegas mayores o más experimentados de la industria. Un briefing conjunto antes del concurso, palabras de aliento o preguntas rutinarias durante el desempeño de tareas, felicitaciones, palabras de agradecimiento, entrega de premios y una gala conjunta son los momentos en los que puedes conocer a un chef que valoras e intercambiar contactos con él. Es una práctica natural tomarse una foto y publicarla en Facebook o Instagram. Nadie se sorprende y todos los jefes hacen exactamente lo mismo, por ejemplo, con colegas del extranjero, condecorados, por ejemplo, con estrellas Michelin. Conocer en persona a un chef respetado puede ser inspirador y, a menudo, se convierte en la base de una posible cooperación en el futuro.

No te pierdas:  Motivar a los empleados del restaurante

Adquirir socios y patrocinadores

La participación normal en concursos y el éxito en esta zona también es una buena base para desarrollar contactos entre socios comerciales y futuros patrocinadores. Muchas empresas, no solo del sector HoReCa, firman lucrativos contratos de patrocinio con chefs, que benefician a ambas partes. El cocinero recibe un salario y el logotipo y el nombre del patrocinador lo siguen por todo el país. Basta con echar un buen vistazo a la industria para ver que casi todos los jefes famosos, incluso un poco más, son embajadores de una marca. Al principio, estos pueden ser contratos regionales, pero es importante que los concursos culinarios sean el punto de partida para firmar dichos contratos en el futuro. Los socios se encargan de sus relaciones públicas y están dispuestos a invertir en campañas de marketing a nivel nacional, donde la tarea del chef es cocinar en vivo, entrevistas, recetas para la prensa, etc.

No hay duda: vale la pena participar en concursos culinarios. Desde los más antiguos, todavía en las escuelas profesionales, hasta los más prestigiosos. El dinero del premio para los ganadores no es espectacularmente alto, pero en esta industria, el prestigio y el reconocimiento del nombre del chef realmente cuentan. De ello dependen las ofertas de trabajo posteriores, seguidas de la posibilidad de mejorar sus habilidades culinarias.

¿Qué te ha parecido?

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

De momento no hay votos 😕

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¡Compártelo!