¿Cómo congelo las judías verdes?

Las judías verdes son una verdura de temporada, ¡pero puedes disfrutarlas todo el año! La congelación es una de las mejores formas de mantenerla deliciosa, firme y conservar su valor nutricional. Entonces, ¿cómo prepararlo adecuadamente para congelarlo?

Al contrario de lo que parece, congelar judías verdes es un proceso muy simple. El error más común es tirarlo, mientras aún está húmedo, en bolsas y en el congelador. Sin embargo, si desea que se mantenga regordete y no se pegue en un gran bulto, este artículo lo ayudará a hacerlo perfectamente.

¿Qué frijoles elegir para congelar?

La base de los alimentos congelados de gran calidad es, por supuesto, una verdura fresca y firme. Las judías verdes tienen muchos valores nutricionales que afectan positivamente nuestra salud. La calidad del sabor también es importante, y se sabe que cuanto más fresco, mejor, y esto es lo que quedará después de la congelación. Al elegir judías verdes para congelar, preste mucha atención a cómo se sienten. Si es demasiado blando, e incluso un poco resbaladizo, entonces, desafortunadamente, la congelación fallará. Elija uno que sea firme y firme y que pueda partirlo fácilmente en dos con los dedos. Si es frágil, significa que es el que estás buscando.

Congelar judías verdes – accesorios útiles

Lo primero que tienes que hacer con las judías verdes es, por supuesto, limpiarlas a fondo. El siguiente paso es cortar los extremos y, según tus preferencias de longitud, puedes cortarlo en trozos más pequeños. Los irremplazables cuchillos Zwiling te permitirán hacer esto fácilmente. La tabla de cortar Zwieger protegerá su encimera y facilitará el corte. Las ollas para blanquear también son necesarias en la lista de cosas necesarias para congelar judías verdes. En la última etapa, empacamos los frijoles en bolsas o contenedores de congelación convenientes. Me encantan los contenedores Tescoma porque te permiten organizar tu congelador de una manera conveniente.

No te pierdas:  Bollos de levadura con chocolate - receta

¿Cómo congelar las judías verdes y blanquearlas bien?

Blanquear es una palabra que puede asustarte, y no es más que el tratamiento térmico de verduras y frutas. El proceso consiste en remojar las verduras en agua hirviendo durante unos minutos y luego en agua fría o incluso en hielo. Utilice la vaporera Ambition, ya que también puede escaldar al vapor, que es fácil y divertido. ¿Qué hace el blanqueamiento? La textura crujiente de las verduras y su color natural, y sobre todo las judías verdes, retendrán todas las vitaminas.

Cuando los frijoles estén lavados y listos, hierva agua con sal en una olla. Dependiendo del tamaño de los trozos, ponga las verduras en agua hirviendo durante 3-5 minutos. Recuerde que los frijoles no están hechos para cocinar, por lo que es importante mantener el tiempo. Prepare un colador y cuencos, o puede usar ollas Brabantia. Vierta los frijoles en agua fría y déjelos en remojo durante exactamente el tiempo que estuvieron en el agua hirviendo.

Preparar las judías verdes para congelar, aunque lleva algo de tiempo, ayuda a conservar su sabor y crujiente.

recipientes de plástico para alimentos

Contenedores de congelación y almacenamiento de alimentos Tescoma

¿Cómo congelar adecuadamente las judías verdes?

El escaldado es un paso necesario para congelar las judías verdes. Un error común es ponerlo directamente en el congelador. Si quieres hacer esto correctamente, es muy importante secar bien las verduras. Para que no pierdan firmeza y se peguen en grumos conviene esparcirlos en una bandeja y meterlos en el congelador durante una hora. La bandeja es ideal para esto, ya que puede contener muchos trozos y puedes recolectar frijoles precongelados fácilmente.

No te pierdas:  20 formas de hornear en casa con éxito. Consejos de cocina que necesita saber

Para almacenarlo, puede usar bolsas de alimentos congelados o contenedores convenientes de varios tamaños, por ejemplo, contenedores Tescoma. Un factor importante para un almacenamiento adecuado es la temperatura en el congelador, la temperatura óptima es de -18 ℃. De esta forma, lo disfrutarás todo el año, pues su vida útil desde la congelación es de 10-12 meses. Incluso en pleno invierno tendrás un delicioso y saludable suplemento lleno de vitaminas en tu cena.

judías verdes

Valores nutricionales de las judías verdes

Las judías verdes son una hortaliza que se ha cultivado durante varios miles de años. Las variedades más famosas son las judías verdes y amarillas. Aunque difieren ligeramente en valores, ambos son innegablemente muy saludables:

  • Las judías verdes amarillas son mucho más populares que las judías verdes. Contiene, por ejemplo, fósforo y potasio, que tienen un buen efecto sobre el corazón, pero también la eliminación de toxinas del cuerpo.

  • Las judías verdes son ricas en ácido fólico y una serie de vitaminas y antioxidantes. Reduce el riesgo de desarrollar cáncer. Apoya el sistema inmunológico y el sistema circulatorio.

Debido al alto contenido de proteínas, las judías verdes se pueden utilizar como sustituto de las aves de corral o la carne de res. Si eres vegetariano o quieres reducir la cantidad de carne que comes mientras mantienes una dieta balanceada, las judías verdes son una de las mejores verduras.

Las judías verdes son una solución segura y saludable para las personas que tienen una dieta de bajo índice glucémico y adelgazante. Sin lugar a dudas, es una bomba de vitaminas para nuestro cuerpo, que vale la pena comer y abastecerse para las estaciones más frías.

¿Cómo congelar verduras?

Probablemente se esté preguntando si la congelación de judías verdes sigue el mismo procedimiento que la congelación de otras verduras. De hecho sí, aunque a la hora de blanquear debes recordar que cada uno de ellos requerirá un tiempo diferente en el agua hirviendo. Principalmente depende del tamaño, porque a modo de comparación, las habas se escaldan entre 1 y 2 minutos y la mazorca de maíz es de aproximadamente 5-6 minutos. El tiempo estándar para las verduras medianas, como la coliflor en floretes o los espárragos, es de 2-3 minutos. El juego de ollas Ambition te permite ajustar la olla perfectamente al número y tamaño de las verduras.

Al congelar sus verduras de la manera correcta, puede disfrutarlas durante todo el año y, lo más importante, este proceso conserva todas sus vitaminas y nutrientes. Mantener una dieta equilibrada rica en verduras y frutas es un paso muy importante para cuidar tu salud. Congelar judías verdes u otros productos es muy fácil y solo necesita dedicar unos minutos a suministrarle a su cuerpo vitaminas durante todo el año.

olla humeante

Olla de vapor Ambition Loremis

¿Cómo preparar un plato de judías verdes congeladas?

Los ejotes se congelan rápidamente y se descongelan con la misma rapidez. Debido a que está previamente blanqueado, puedes ponerlo inmediatamente en el caldo hirviendo y convertirlo en una sopa, o hervirlo en agua y freírlo con pan rallado. Una forma bastante conocida es guisarlo en una sartén con cebollas u otras verduras, lo que te dará una comida sana que te aportará energía. En realidad, hay infinitas formas. Puede hacer lo que quiera, y con judías verdes congeladas a mano, puede hacerlo en cualquier momento.

Consulte también otras entradas sobre la congelación de frutas y setas:

.

¿Qué te ha parecido?

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

De momento no hay votos 😕

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¡Compártelo!