Las causas de los problemas al trabajar con grasas que no se mencionan.  Parte 1

¿Por qué mi comida frita no siempre sale bien? Los alimentos demasiado grasos, blandos o crudos son signos obvios de que algo ha salido mal. Puede haber muchas razones para esto. En este texto descubrirás qué podría estar causando problemas en la cocina.

Alimentos grasos

¿Lo que está sucediendo?

La comida es demasiado blanda. Tiene un regusto graso fuerte y de él gotea aceite.

¿Qué podría estar causando esto?

  1. La temperatura del aceite es demasiado baja (verifique el termostato).
  2. La cesta para freír está sobrecargada.
  3. La comida se mantuvo dentro o sobre la freidora durante demasiado tiempo.
  4. El exceso de grasa no se eliminó lo suficiente de la comida.
  5. El aceite ha perdido sus propiedades debido al proceso de degradación y ha aparecido espuma.
  6. La freidora recupera lentamente su temperatura óptima cuando se inserta la canasta de alimentos.
  7. El aceite ha perdido sus propiedades óptimas y necesita ser reemplazado.

Alimentos crudos o poco cocidos

¿Lo que está sucediendo?

La comida parece lista desde el exterior, pero aún está cruda o poco cocida por dentro.

¿Qué podría estar causando esto?

  1. La temperatura del aceite es demasiado alta (Verifique el termostato).
  2. Los trozos de comida fritos son demasiado grandes.
  3. La comida estaba demasiado corta.
  4. La capa superior de la comida podría haberse descongelado, a diferencia del interior, que todavía estaba congelado.
  5. El aceite pierde sus propiedades como resultado del proceso de degradación y aparece espuma en él.
  6. La freidora recupera lentamente su temperatura óptima cuando se inserta la canasta de alimentos.

La comida tiene un sabor desagradable.

¿Lo que está sucediendo?

No te pierdas:  Prueba: Platos tradicionales de Nochebuena: ¿qué sabes de ellos?

La comida sabe mal y es desagradable comerla.

¿Qué podría estar causando esto?

  1. La mala filtración de la grasa provocó la acumulación de migas y otros fragmentos de fritura en ella.
  2. La humedad que se acumula en la campana extractora puede haberse acumulado en exceso y gotear en la freidora.
  3. La grasa utilizada es de mala calidad.
  4. El aceite ha perdido sus propiedades óptimas y necesita ser reemplazado.
  5. No hay suficiente comida en la canasta de la freidora.

La comida no se vuelve marrón

¿Lo que está sucediendo?

La comida no hierve ni se pone marrón al mismo tiempo que de costumbre.

¿Qué podría estar causando esto?

  1. La temperatura del aceite es demasiado baja (verifique el termostato).
  2. Había demasiada comida en la cesta para freír.
  3. La freidora recupera lentamente su temperatura óptima cuando se inserta la canasta de alimentos.
  4. El aceite pierde sus propiedades como resultado del proceso de degradación y aparece espuma en él.
  5. La comida estaba demasiado corta.

Fat ofrece muchas opciones culinarias, pero hay que cuidar su calidad. Esto implica no solo tomar buenas decisiones de compra, sino también utilizar la grasa durante su uso. Cualquiera que use grasa para freír debe asegurarse de que conserve sus propiedades óptimas, es decir:

  • libre de contaminación con partículas de alimentos
  • neutro en sabor y olor
  • libre de humo y espuma.

Es muy importante observar las indicaciones del termostato y limpiar o filtrar el aceite con regularidad. Además, recuerde cambiar el aceite cuando sea necesario. Esto está asociado con una caída notable en la calidad de los alimentos fritos. El simple cambio de color a más oscuro no significa que el aceite haya perdido sus propiedades y deba ser reemplazado.

No te pierdas:  Apoyo a la expedición polar a Spitsbergen

Fuente: Bunge Limited / www.bunge.com

Ver también:

http: //smazymy.wp/przyczyny-problemow-w-pracy-z-tluszczem-o-ktorych-sie-nie-mowi-czesc-2/

¿Qué te ha parecido?

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

De momento no hay votos 😕

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¡Compártelo!