Imprime esta receta

Un fondo dulce hecho de dátiles, una masa de cuajada que se derrite en la boca y una crema de arándanos encima … Es un verdadero dulce sueño para todos los fanáticos de la tarta de queso. La tarta de queso de arándanos fría es una gran idea de postre en los días cálidos. ¡También tenemos una versión saludable!

La tarta de queso fría es un verdadero éxito en todas las noches calurosas: rápida y fácil de preparar, agrada a toda la familia y amigos, dando un momento de respiro del sol. Cuando se usa la temporada para la fruta polaca, vale la pena buscar bayas deliciosas e intensas en sabor. ¡La combinación de estas frutas negras y requesón es un éxito seguro! 😉 No lo dudes y prepara un delicioso postre según mi receta, ¡no te arrepentirás!

Receta de mini tartas de queso frías con arándanos

Una receta para mini pasteles de queso fríos con arándanos: ¡un gran postre para los invitados y los miembros de la familia!
La autora de la receta y las fotos es Sara Nowak de Instagram @sara_haj

No te pierdas:  Maceración, o como hacer la carne aún más sabrosa

Cheesecake frío con arándanos

Notas

El autor utilizó un molde para tartas con un diámetro de 26 cm.
En lugar de arándanos, podemos utilizar otras frutas de temporada, como arándanos o fresas.

Ingredientes

    Fondo

    • 170 g de dátiles secos
    • 170 g de avena de montaña

    Capa de bayas:

    • 400 g de yogur natural espeso
    • 150 g de requesón magro
    • 200 g de arándanos
    • 5 cucharadas de xilitol u otro edulcorante, por ejemplo, stevia, eritritol, azúcar morena
    • 4 cucharaditas de gelatina disueltas en 100 ml de agua hirviendo

    Capa de cuajada:

    • 100 requesón magro
    • 200 g de yogur natural espeso
    • unas gotas de sabor a vainilla
    • 2 cucharaditas de gelatina disueltas en 50 ml de agua caliente
    • 2 cucharadas de xilitol o azúcar

    Un método de preparación

      Preparación del fondo:

      • Remoje los dátiles en agua hirviendo durante 20 minutos, vierta el agua. Agregamos los pétalos y los mezclamos junto con los dátiles. Pega el fondo del molde desmontable con la masa resultante y mételo en el frigorífico.

      Preparación de la masa de bayas:

      • Mezcle el yogur, el requesón magro, los arándanos y el edulcorante hasta que quede suave. Agregue la gelatina disuelta a la masa y mezcle más. Lo echamos por el fondo y lo metemos en la nevera. Cuando la capa comienza a endurecerse lentamente, comenzamos la última capa.

      Preparación de la masa de cuajada:

      • Mezclar el resto de la cuajada y el yogur, así como el sabor a vinilina, el edulcorante y la gelatina hasta que quede suave. Vierta la masa sobre la masa de bayas y espolvoree con frutas para decorar. Ponlo en el frigorífico unas horas y espera a que todo el cheesecake se enfríe y solidifique. Cortamos la masa de la forma tradicional. Para conseguir el efecto que se muestra en la foto, recorta las mini tartas de queso con el anillo de postre.
      No te pierdas:  ¿Cómo hacer masa de levadura tradicional y esponjosa?

      Cheesecake frío con arándanos Para hacer la receta, utilicé una lata de pastel redonda clásica y un anillo de postre, lo que me ayudó a dar forma a los corazones. Bebí café de postre en tazas de cerámica With Love 😉

      .

      ¿Qué te ha parecido?

      Puntuación media / 5. Recuento de votos:

      De momento no hay votos 😕

      ¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

      ¡Déjame mejorar este contenido!

      Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

      ¡Compártelo!