Dar propina con tarjeta, ¿es legal?

Disipamos dudas relacionadas con tips en gastronomía

La forma más popular de dar propina es darle al camarero o cantinero algo de dinero en efectivo o decirle que deje el resto del pago realizado por la comida y las bebidas pedidas. Dicho dinero no aparece en el volumen de negocios de la empresa, por lo que la obligación tributaria se aplica solo al empleado. Por otro lado, le corresponde al jefe determinar cómo se deben dividir las propinas recibidas entre los miembros individuales del equipo. Muy a menudo, la cantidad total recaudada se deja en manos del camarero, quien decide por sí mismo si quiere compartir con su asistente o con el bartender que lo ayudó significativamente durante el servicio. Otra costumbre es sumar todas las propinas de todo el equipo y dividirlas (no necesariamente iguales) entre todos los camareros y posiblemente los camareros.

Esto ocurre principalmente en situaciones en las que no hay división en zonas y el trabajo es en equipo. Otra forma de compartir consejos es la orden impuesta de compartir con todos los empleados que influyeron en las ventas, incluidos los compañeros de cocina. En cualquier caso, debe estar preparado para el descontento de los empleados, por lo que es recomendable verificar minuciosamente las costumbres y comportamiento de los clientes en la zona antes de tomar una decisión. Gracias a esto, puede desarrollar el mejor sistema. Es decir, uno que sea más justo para todas las partes. Determinarlo es la única obligación del restaurador a la hora de dar propinas directamente al personal. La situación es diferente cuando las propinas se pagan con tarjeta.

No te pierdas:  Niños en restaurantes: ¿alegría o quizás problemas?

Propina al pagar con tarjeta

Una propina despierta muchas emociones en nuestro país, tanto por parte de los clientes como por el servicio del restaurante. Aunque esto pueda parecer sorprendente para algunas personas, muchos españoles no se sienten obligados a pagar a los camareros adicionalmente por la comida consumida y pagada. Creen que, como todo el mundo, reciben su salario y cierran al respecto. Hoy no escribiremos sobre este fenómeno, porque es más un tema de consideraciones históricas y sociológicas. Como saben, en nuestros vecinos occidentales y en Estados Unidos, dar propinas es generalmente aceptado y natural. Por supuesto, también en España, un gran grupo de clientes de restaurantes y cafés dejan una propina al personal en agradecimiento por el buen servicio y el buen tiempo.

Hasta hace poco, las cosas parecían estándar: el invitado pagaba su pedido en efectivo y también se lo entregaba al camarero como propina. Pero ha llegado el día de la difusión de los pagos electrónicos, y con él un nuevo fenómeno en la gastronomía: una propina al pagar con tarjeta. Consideraremos juntos cómo debe entregarse, si está gravado, si debe estar sujeto al IVA y cómo se ve la emisión de las contribuciones ZUS cuando se paga a los empleados.

¿Cómo doy propina al pagar con tarjeta?

En primer lugar, vale la pena comenzar preguntando al camarero si es posible dar propina con una tarjeta. En muchos lugares, los terminales de pago están equipados con esta función, lo que lo hace mucho más fácil cuando el cliente no tiene efectivo. Ahora todo lo que tiene que hacer es especificar la cantidad que desea transferir para el servicio o solicitar que se agregue un porcentaje específico, por ejemplo, el popular 10%. El pago de la tarjeta se reducirá durante una transacción, y es responsabilidad del restaurador tratar adecuadamente este dinero extra. ¿Irán al camarero? En general, deberían hacerlo, pero debe saber que las propinas están sujetas a impuestos y el empleado realmente recibirá una cantidad mucho menor de lo que se cargó de la cuenta del cliente.

No te pierdas:  Cómo satisfacer las necesidades del cliente con la ayuda de un sistema de localización

Entonces, ¿es mejor repartir efectivo? Obviamente, esta es una forma mucho más conveniente para los empleados. En primer lugar, tienen el dinero en sus manos de inmediato y, en segundo lugar, pueden correr riesgos y no informarlo a el office de impuestos. Aunque, para que conste, permítanos recordarle que deben declararse como «ingresos de otras fuentes». Sin embargo, las propinas pagadas con tarjeta son una opción conveniente para los clientes y, sin embargo, se trata de su comodidad al administrar un negocio de catering.

Impuesto de propina. ¿Cómo gravo una propina?

¿El restaurador está obligado a pagar impuestos sobre las propinas recibidas en beneficio de los empleados? Por desgracia sí. Independientemente de si se transfirieron con tarjeta o en efectivo, si están a disposición del propietario por un tiempo, debe pagar el impuesto. ¿Cómo está funcionando? Bueno, cualquier monto de propinas debe contarse como ingreso laboral. Y lo que es importante, las propinas se gravan de la misma manera que la remuneración por el trabajo realizado. Por lo tanto, es obligación del jefe cobrar anticipos de impuestos y luego proporcionar a los empleados información personal completa en el formulario PIT-11.

¿La propina está sujeta a IVA?

Si y no. Si la propina se le dio directamente al empleado, no paga el IVA. La situación es diferente cuando la propina se pagó con tarjeta o se incluyó (de acuerdo con la política interna de la empresa) en la factura y aparece como un elemento separado en el recibo fiscal. Entonces las propinas entran en circulación económica y se convierten así en la base de la tributación. Como puede adivinar fácilmente, el camarero que recibe una propina de la tarjeta, de hecho, recibe una cantidad mucho menor de la que el invitado le dio originalmente. Sin embargo, estas son las realidades fiscales.

No te pierdas:  Comida rápida exclusiva: ¿es posible tal combinación?

¿Deben deducirse las contribuciones ZUS de la propina del empleado pagado?

Nuevamente, la pregunta debe dividirse en dos situaciones posibles. En el primer caso, cuando la propina va directamente al empleado, el jefe no está obligado a pagar impuestos o contribuciones ZUS sobre estas cantidades. En el segundo caso, cuando las propinas se pagan, por ejemplo, con tarjeta, deben posponerse de acuerdo con la normativa vigente en un período determinado. ¿Por qué? De acuerdo con la letra de la ley (las disposiciones sobre el impuesto sobre la renta de las personas físicas, que se obtiene con el jefe a cuenta del empleo), la base para calcular las contribuciones a la seguridad social y al seguro médico es la renta. Y la propina es en esta situación uno de los componentes del ingreso, porque pasa por el jefe antes de llegar al empleado. En los términos más simples, la propina pagada con la tarjeta pasa a formar parte de la remuneración del empleado y en tal situación está sujeta tanto a tributación como a la obligación de pagar cotizaciones a la seguridad social. Y solo cuando se siguen estas pautas, las propinas pagadas con la tarjeta son perfectamente legales. La única pregunta es si compensan a los propios empleados.

¿Tiene alguna pregunta sobre la gestión de un restaurante? Mega TPV comparte conocimientos valiosos sobre cómo construir y desarrollar un negocio rentable en esta industria. Mega TPV son lecciones gratuitas sobre gastronomía y software multifuncional en una tableta.

¿Qué te ha parecido?

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

De momento no hay votos 😕

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¡Compártelo!