Formas de aumentar el valor de la factura promedio de un restaurante

¿Cuál es la factura promedio de un restaurante?

Podemos calcular la media de varias formas, teniendo en cuenta los datos de ventas en nuestras instalaciones. La cuenta promedio de un restaurante generalmente consiste en un plato principal, dos entrantes y un postre, sin incluir bebidas ni alcohol.

Para nuestro ejemplo, usamos una regla que permite averiguar fácilmente el monto de la factura promedio en un restaurante de cualquier tipo. El resultado del cálculo es la cantidad que el camarero aporta a la caja dentro de un período de tiempo determinado, desglosado por el número de invitados. Porque es el número de invitados, no los recibos, lo que será crucial para nosotros. Si los ingresos del camarero durante el turno ascendían a 2.000 PLN y atendía a 50 invitados durante ese tiempo, su factura media era de 40 PLN. Simple, ¿no es así?

Enseñemos a nuestro personal a vender

Las ventas son desiguales. ¿Suena cliché? Veamos el siguiente escenario. Contratas a varios camareros, pero solo uno de ellos se destaca sobre el resto de la plantilla, generando el mayor beneficio para ti. Sin embargo, ¿te suena familiar? 😉

Vender es un proceso difícil y complejo, ¡y algunos dicen que incluso es un arte! Los clientes a menudo necesitan consejos al elegir platos de su menú. Y el punto no es ofrecer a cada uno de ellos los artículos más caros al principio, sino garantizar la mayor satisfacción posible de los clientes. Y por eso es una especie de arte.

Para aumentar el monto de la factura promedio, será una buena idea ofrecer elementos adicionales de su menú, por ejemplo, entrantes, guarniciones, bebidas, etc. y recomendar artículos más caros. Recuerda que el precio debe ir de la mano de la máxima calidad de estos platos. Debemos prestar especial atención a informar a los empleados para que sus consejos a los clientes sean honestos y útiles, y no solo «engañar al cliente» para que realice la compra más cara. Esto es especialmente importante si queremos que nuestras instalaciones se distingan por un enfoque individual del cliente y si estamos enfocados en construir relaciones con nuestros clientes. La forma más fácil de motivar a nuestro personal para que actúe es agregar un porcentaje de los ingresos a los empleados. Esta idea funcionará especialmente en lugares donde los clientes generalmente no dejan propina, como lugares de comida rápida, pizzerías u otros lugares donde no hay camareros. Primero que nada, nuestro personal debe estar capacitado en ventas correctas y efectivas, luego pasar a la implementación de ideas de marketing para, entre otros aumentando el monto de la factura promedio.

No te pierdas:  Cómo crear un menú

Métodos para aumentar el monto de la factura promedio.

«Vender»: ofrecer elementos de menú más caros como alternativa.

Nuestro cliente está pensando en pedir una cerveza. En tal situación, el camarero puede ofrecer una bebida que se pide con frecuencia de la categoría de precio medio, o usar su capacidad de ventas y ofrecer un tipo más caro en primer lugar, una nueva cerveza artesanal, etc. Cuando los invitados quieren pedir dos tipos de sushi, el camarero puede aconsejarles que se lleven un juego con varios tipos de sushi diferentes, incluidos los que quisieran probar. Y cuando los clientes piden dos tazas de té, ¿quizás sería mejor ofrecer una taza de bebida entera, vendida como especialidad de nuestro restaurante?

«Venta cruzada»: venta de elementos de menú adicionales, ampliando el pedido.

La esencia de este método está principalmente en el hecho de que a los clientes se les ofrece pedir bebidas, platos o aditivos para ellos. Estos pueden ser salsas de papa, pescado o carne, bocadillos de cerveza, sopa o guarnición del plato principal, cobertura de helado o de pizza. Podemos recomendar artículos adicionales a los clientes en varias etapas del contrato. Por supuesto, hagámoslo de una manera educada y sutil, para mostrar un enfoque único al invitado servido. El camarero también puede ofrecer a los clientes un refrigerio delicado o un postre de café para que la espera del plato principal sea agradable.

Aperitivo

El método se subestima especialmente en establecimientos más pequeños. Algunos camareros no lo usan en absoluto, por temor a asustar al cliente. Pero no necesariamente tienen que hacerlo con todos los honores, como en un suntuoso restaurante …

Hemos reunido algunos pequeños consejos para ofrecer un aperitivo:

  • Ofrezca a sus invitados un aperitivo tan pronto como sirva la tarjeta del menú. Cuanto antes pida el comensal una bebida, ensalada o snack, antes el camarero entregará ese pedido (claro, hay que tener en cuenta la rapidez de la barra y la cocina) y podrá volver a ofrecer algo de beber. Tenga en cuenta que una bebida adicional aumenta la factura media en aproximadamente un 10%.

  • Reordenar directamente depende de si el camarero lo ofreció en un momento conveniente. Considere la situación en la que el camarero ofrece al cliente una cerveza más cuando termina de beber la primera. Probablemente obtendrá una respuesta positiva. Si los ofrecía demasiado pronto, por ejemplo, si quedaba la mitad de la bebida en el vaso, probablemente lo rechazarían. No tiene sentido ofrecer una bebida cuando los invitados han terminado de comer el último plato y sus vasos están vacíos. Probablemente ya tengan la intención de dejar el restaurante. Recuerde que es mejor ofrecer a sus invitados algo de beber mientras sus vasos todavía tengan 1/4 de su contenido.
No te pierdas:  Comida rápida exclusiva: ¿es posible tal combinación?

fuente http: //www.imenucards.com/blog …

Frases de camarero

Si les decimos a nuestros camareros simplemente: «Vayan a la sala y hagan sugerencias», lo más probable es que los clientes escuchen frases clásicas y comunes como «¿Pueden servir algo más?», «¿Le gustaría pedir un postre?», «¿Quieres ¿Te gusta algo más? «¿Beber?». ¡Tales expresiones no aumentarán nuestras ventas! Por eso vale la pena aprovechar las capacitaciones especiales para camareros, donde se aprende, entre otras cosas, qué frases vale la pena usar para describir con precisión los platos y bebidas disponibles en la carta, y así animarlos a comprarlos.

Para que el camarero no tenga que inventar algo nuevo cada vez, recordando qué más se puede proponer para este u otro plato, sugerimos preparar una mesa que contendrá elementos ampliando pedidos individuales. Los camareros podrán recomendar fácil y rápidamente a los invitados las adiciones adecuadas a los platos, bebidas o aperitivos a juego. Algunos consejos prácticos para camareros:

  • Cuando recoja su pedido, intente ser útil. Al preguntarle al cliente qué quiere, déle propuestas concretas y listas. En lugar del clásico «¿tomar algo para beber?», Intente «¿qué puedo ofrecerle: té, café con leche o tal vez zumo fresco?». Gracias a esta postura, ¡será más fácil para el cliente tomar una decisión!
  • Al comunicarse con el cliente, elija una voz fuerte. Utilice las palabras: «recomendar», «realmente vale la pena intentarlo», «nuestros clientes suelen pedir …», etc.
  • Recomendar, promocionar y elogiar las mejores ofertas del menú, por ejemplo, de esta manera: «Llevamos una semana ofreciendo nuevas cervezas artesanales. ¡Son muy populares! Creo que será la opción adecuada para ti».

Cuida la comodidad del cliente

A los gerentes a menudo les preocupa que los camareros puedan ser demasiado agresivos o intrusivos con los clientes, por lo que no los alienta a trabajar más activamente. Ciertamente hay un punto en esto, y es una preocupación válida, pero se puede evitar fácilmente. El camarero simplemente tiene que «sentir» al cliente y ajustarle el estilo de conversación. Tenga siempre presente la comodidad de nuestros clientes.

Como muestra la experiencia de los restauradores, los camareros demasiado agresivos son bastante raros. A menudo ocurre que los camareros no intentan vender, sino que solo recogen los pedidos de los clientes. Es importante cuidar a nuestro cliente, elegir el enfoque adecuado y darle un sentido de individualidad. Recordemos que cada uno de ellos tendrá necesidades, límites o estilo de conversación diferentes. Así que intentemos adaptarnos al cliente y leer sus necesidades, para que se sienta en nuestras instalaciones lo mejor posible.

No te pierdas:  Cero desperdicio en gastronomía

Puede planificar actividades creando una lista de reglas que se aplicarán a los empleados de sus instalaciones. Que incluya escenarios para nuevos empleados, comportamientos adecuados y reglas de savoir vivre. Si le preocupa que los camareros puedan ser demasiado intrusivos con sus invitados, asegúrese de incluir «STOP» en su lista. Cuando el invitado dice «gracias, eso es todo», «No necesito nada más», el camarero debe dejar de ofrecer más artículos.

Piensa en organizar campañas en las que comprobarás la calidad del sitio web. Si la situación lo permite, no tema pedir su opinión a sus invitados. ¿Averigüe si el enfoque del camarero fue demasiado intrusivo, si ayudó con la elección o si los propios clientes le darán algunos consejos?

Rentabilidad de pedidos

No todos los pedidos incluirán los elementos más caros del menú. Analice productos específicos y aísle aquellos en los que obtenga más beneficios, incluso a su precio medio. Puede vender platos más económicos, pero con un margen mucho mayor que incluso los artículos más caros de su menú.

Venta para llevar

Pregunte a los clientes qué les causó la impresión más positiva y qué platos les gustaron más. Si ofrece postres, puede comprar empaques originales e interesantes y luego ofrecer pedidos para llevar. Pida a sus clientes que se lleven un delicioso postre después de un sabroso almuerzo en su bistró para más tarde. Si los invitados ya no pueden terminar sus platos, por ejemplo porque la porción resultó ser demasiado grande para ellos, puede ofrecer envolver el resto de la comida para llevar. Esto es recibido positivamente por los clientes, ¡así que no tema ayudar!

Para vender de forma eficaz, tienes que ofrecer. A su vez, para ofrecer, debe comprender completamente lo que realmente se ofrece.

Es por eso que el personal debe conocer el menú de tal manera que pueda navegar eficientemente a través de todos los artículos y poder asesorar a los clientes de la mejor manera posible. El camarero también debe conocer los ingredientes de los platos individuales y el proceso de su preparación.

Lo más importante es que los camareros respondan claramente a las preguntas de los clientes, que estén familiarizados con la oferta, ¡pero sobre todo que puedan escuchar al cliente! Gracias a esto, sabrán exactamente qué ofrecer y a quién. Si nuestro personal puede vender bien, el resto dependerá de las habilidades de sus chefs y de la estrategia de marketing adecuada.

Tome el asunto en sus propias manos. ¡Es poco probable que la factura promedio de su restaurante aumente por sí sola! 😉

¿Qué te ha parecido?

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

De momento no hay votos 😕

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¡Compártelo!