Restaurante de comida lenta

Se habla mucho al respecto …

Pero, ¿todos saben qué es Slow Food?

Cada vez con mayor frecuencia, los medios de comunicación de la industria en España enfatizan aquellos proyectos culinarios que promueven una alimentación sana y reflexiva, una filosofía proecológica de cero residuos o, finalmente, el movimiento Slow Food. Para nadie es un secreto que el mundo de la gastronomía se ha acelerado considerablemente y ha orientado sus esfuerzos hacia productos procesados ​​y platos rápidos y de bajo valor. Actualmente, los restaurantes y bares de comida rápida dominan el paisaje urbano tanto en España como en todos los demás países medianos y altamente desarrollados. Se centra en la velocidad y la economía. Celebrar las comidas en un ambiente tranquilo de disfrutar de la comida ha pasado a un segundo plano. Se dice en voz alta que solo en el siglo XX en Europa alrededor del 75% de los productos han desaparecido irremediablemente, mientras que en Estados Unidos es alrededor del 90% de las variedades vegetales y especies de animales de granja. En respuesta a una visión tan catastrófica, el movimiento Slow Food se fundó en España a mediados de la década de 1980, que solo recientemente se hizo popular en España. Otro restaurante de Slow Food cuenta con tal recomendación en las redes sociales y hay que admitir que tienen motivos para estar orgullosos.

¿Qué es Slow Food?

Empecemos por explicar las reglas, que, reiteradamente citadas en varios artículos y estudios, pueden resultar bastante confusas … Bueno, Slow Food es a la vez una organización y un movimiento social que reúne a personas enfocadas en proteger la cocina tradicional idéntica a un lugar determinado en el mundo. Sin embargo, esta protección se aplica no solo a lo que está en la placa. También se trata del cultivo de plantas y semillas, la cría de animales e incluso las formas de administrar una granja. Al mismo tiempo, debe recordarse que no existe una regla única para todos. Es exactamente lo contrario. Cuántas cocinas, tantos enfoques individuales, sobre lo que escribiremos más adelante en este artículo. Mientras tanto, una pequeña nota. Slow Food no es lo mismo que agricultura ecológica y nutrición. Slow Food es mucho más. Por grave que parezca, hay que destacar que este movimiento sigue las pautas del desarrollo sostenible. Qué significa eso? Evidentemente, promueve todas las actividades proecológicas, pero no menos se centra en las actividades sociales y en el nivel económico de las actividades emprendidas e implementadas.

No te pierdas:  Comprador misterioso en un restaurante

Slow Food y su trasfondo histórico

Exactamente en 1986, por iniciativa de Carl Pertini, se estableció en España el movimiento Slow Food. Como puede adivinar, sucedió durante el debate en curso sobre la alimentación saludable. Ya entonces se hizo evidente que la comida rápida cada vez más popular y la comida altamente procesada son una sentencia de muerte para el cuerpo humano. Desde entonces, la organización ha crecido internacionalmente y ahora está presente en todos los continentes. Tiene más de 60.000 miembros y definitivamente más seguidores. Aunque aparentemente no existe una receta universal para la salud, la misión Slow Food contiene valiosos consejos que, si se implementan, mejorarán significativamente su calidad.

Restaurante de comida lenta ¿que es?

Para responder a esta pregunta, debe comprender cuál es el propósito del movimiento. Empecemos por el hecho de que la misión de la organización se centra en intentar cambiar hábitos, pero también en aumentar la conciencia del consumidor. Todos nosotros. Demasiada prisa se traduce en cada vez menos atención a la selección de alimentos. Comerlo en sí se ha vuelto apresurado, a menudo accidental. Y Slow Food se trata de comer … con placer. Celebre los momentos pasados ​​en la mesa, elija conscientemente y disfrute del sabor. El restaurante Slowfood es, por tanto, un lugar que ofrece ese ambiente. Pero eso no es todo, por supuesto … Pasemos al manifiesto del movimiento, en el que el mensaje principal es «protección del derecho al gusto». Por un lado, se trata de disfrutar el sabor mientras se come y descubrir sus capas. Por otro lado, el hecho alarmante de que, de hecho, hay millones de especies de hortalizas en el mundo y, sin embargo, ¡solo diez de ellas representan hasta el 90% de la producción mundial! Qué significa eso? Que estamos, de hecho, privados de tantos cientos, miles, millones de sabores … En un restaurante con la recomendación Slow Food, tenemos la oportunidad de encontrar productos más raros y apreciar su sabor. Es importante destacar que lo más probable es que sean productos idénticos a una región determinada, producidos con respeto por la naturaleza y la tradición.

No te pierdas:  Sistema de localización en logística: el fin del problema de la comunicación

Concepto de restaurante de comida lenta

Otro objetivo de Slow Food es el deseo de salvar del olvido los platos regionales, preferentemente a base de comida sana. La creación de un restaurante de este tipo no es un asunto fácil en tales circunstancias, pero otros restaurantes en España logran hacerlo. Vale la pena considerar el concepto si el restaurante depende de productos de proveedores locales y las condiciones de cultivo y reproducción cumplen con las pautas de tráfico. No basta con editar eslóganes que suenen bien en el sitio web y en las redes sociales … Aquí necesitamos un cambio global de pensamiento sobre la nutrición. ¿Cómo crear un restaurante que tenga la posibilidad de ser recomendado oficialmente por el movimiento Slow Food? ¿O al menos crear un concepto cercano a esta idea? Así que primero: una buena ubicación, preferiblemente una que sea rica en platos regionales, entonces será más fácil. Luego, emplear personas informadas y responsables en la cocina que comprendan la idea y estén familiarizadas con las recetas tradicionales. Es bueno, por supuesto, equiparse con un programa gastronómico que facilite la gestión del almacén o el cómputo de los gastos de comida. La aplicación de restaurante es en realidad un elemento importante en la gestión de cada lugar, incluidos los de comida lenta. Sin embargo, es muy importante encontrar pequeños productores regionales de alimentos y establecer una cooperación con ellos. La misión de la organización es proteger a los empresarios que producen alimentos originales, inauditos en ningún otro lugar. ¿Por qué? Volvamos al comienzo de nuestra discusión sobre el movimiento Slow Food. No es un mito que decenas de especies vegetales y, lamentablemente, animales desaparezcan todos los días. Por eso, la organización quiere proteger a todos los que se aseguran de que los nuevos productos no desaparezcan de la faz de la tierra. Incluso si su sabor, color y aroma solo fueran conocidos por un puñado de invitados.

No te pierdas:  9 reglas que te ayudarán a abrir una buena cafetería

Slow Food en España

El movimiento se inauguró en España solo en 2002, pero en los últimos años ha ido ganando cada vez más seguidores. Otros restaurantes cuentan con una recomendación característica con el logo de un caracol. Tienen razones porque, como ha demostrado el análisis anterior, no es tan fácil entender completamente la idea detrás de esta organización, y mucho menos implementarla con éxito. Sin embargo, definitivamente vale la pena visitar los restaurantes Slow Food. ¿Qué nos espera allí? En primer lugar, una garantía de que estamos en un lugar extraordinario, donde todo está bien pensado y nada ocurre por accidente. Productos – de productores pequeños y, sobre todo, locales. Platos: basados ​​en recetas regionales y tradicionales. Sabor: claro, original, único. Ambiente: calma, sin prisas, celebración. No vienes a un lugar como este para un almuerzo rápido. En un lugar así, es posible que deba esperar un poco más por el plato (pero no siempre) y, por lo general, pagar un poco más por él. No se puede ocultar: los productos únicos y el procesamiento meticuloso cuestan de manera diferente que … la comida rápida (!).

¿Qué puede sorprenderte al visitar el restaurante Slow Food?

Eso sí, la gran mayoría de restaurantes con la recomendación Slow Food declaran ofrecer platos que van online con la idea principal. Y es así, pero conviene recordar que en un lugar así no necesariamente todo el menú estará basado en productos regionales. También puede haber mariscos o frutas exóticas. Lo mismo ocurre con la tecnología. Las recetas tradicionales se preparan utilizando los equipos y métodos de procesamiento más modernos. Es importante que dicho restaurante ofrezca sabores que hagan referencia al carácter regional y tradicional. Simplemente tienen raíces culinarias españolas y se distinguen por la cooperación con proveedores locales y productores de alimentos. De todos modos, ¡vale la pena visitar esos lugares!

¿Qué te ha parecido?

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

De momento no hay votos 😕

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¡Compártelo!